Bravos animales de Ustarroz se vieron el 7 de enero en Rivas

Rivas

Tarde entretenida de Ustarroz en Rivas el pasado 7 de enero. A destacar sobre todo a la veterana vaca nº 20 que acudía a todo incansablemente, a la nº 121 por su bravura demostrada en la calleja, y a la nº 188 que llegó a saltar el muro de la fuente.

Rivas
La nº 121 ofreció buen juego en la calleja estrecha.

Con suelo mojado comenzó el festejo taurino en esta localidad aragonesa de las Cinco Villas el 7 de enero. Poco a poco fueron acercándose más aficionados en una tarde fría y nublada aunque la lluvia respetó durante todo el acto. A las 15.45 horas salía la primera vaca del corral durando todo el encierro hora y media.

El primer relevo poco destacable ya que las dos vacas correteaban juntas. Aún así una de ellas entró a un portal. El segundo relevo formado por dos vacas negras empezaron a dar más juego, separándose y acudiendo a los cites de los recortadores. Poco a poco fueron llegando roscaderos que entretuvieron a los allí presentes con una seria vaca negra marcada con el 124 la cual se fue aplaudida. Del siguiente relevo cabe destacar a la veterana vaca nº 20 y con su peculiar morro torcido. Esta vaca, incansable, entró a los cites de los recortadores y a los cestos una vez tras otra e incluso asomaba el morro en el tablado donde muchos espectadores disfrutaban del encierro. No podemos menospreciar a la vaca castaña de este mismo relevo, que entró también en el portal de la calleja.




Rivas
La vaca nº 188 de Ustarroz dejó un buen detalle.

Después fue el turno de la nº 9 que también entraba a los roscaderos con bravura y llegó a trabajar el muro de la fuente asomando la cabeza. Brava también la vaca colorada marcada con el  nº 121 que aunque se quedó casi toda su lidia en la calleja ofreció buen juego arremetiendo contra los cestos, arrastrando a los roscaderos varios metros y llegando a entrar a la calleja. La nº 188 dejó un buen detalle saltando el muro de la fuente sorprendiendo a los allí presentes pero sin ocasionar daños. Por otro lado nº 161 también estuvo sensacional en sus entradas a los cestos aunque ya se dejaba menos recortar, y su compañera de relevo decidió meterse en el portal durante todo su turno, teniendo que entrar el buey a por ella por no querer salir.

En definitiva, a pesar de estar el suelo resbaladizo los animales de Ustarroz trabajaron bien aunque fue sobretodo en los roscaderos. Reses entregadas, sin acusar cansancio y haciendo disfrutar a los allí presentes. Tarde aplaudida que no se vio suspendida por la lluvia como ocurrió el día anterior.

Informa: Joseba Carnicer.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*