Entrevista a David Sánchez

 

 

 

 

 

Se trata de un gran quebrador de 28 años de edad que poco a poco se va haciendo su hueco. Vive en un pueblo muy taurino de Salamanca llamado Tamames. Como aficiones tiene los caballos, el flamenco, el rocío y sobre todo el mundo del toro, porque el vive por el toro y para el toro. En cuanto a concursos de recortes no ha hecho todos los que quisiera. David viene despuntando desde hace tres años pero las cogidas le han tenido retirado mucho tiempo y por ello se ha perdido concursos importantes. Ahora se encuentra al 100% y con ganas de empezar esta temporada.

¿Con cuántos años quebraste tu primer toro? Cuéntanos cómo fue eso.

Fue con 17 años en un pueblo de aquí de Salamanca Villar del Ciervo (antes había quebrado muchas vacas con chaqueta). Ese día había muy poca gente en esa capea y ya llevaba yo tiempo pensando quebrar a pelo, por eso me puse. Y cuando se me arrancó aquél novillo colorado de la ganadería Manolo Jimena fue una sensación impresionante que no se me olvidará nunca. Yo me acuerdo que a la hora de marcar cerré los ojos y cuando pasó el toro los abrí. En ese momento ví que todo el mundo estaba de pie aplaudiendo y pensé “Madre por dónde me ha tenido que pasar esto!” (risas). Y luego ya le volví a pegar dos o tres más y la verdad que ahí fue cuando me acabé de enganchar a esto de los quiebros. No se me olvidará en la vida.

Ajustando mucho el quiebro

Nos dices que vives por y para el toro. ¿Qué más haces por el toro además de recortar?

Yo vivo y sueño con los toros. Aparte de recortar yo trabajo en una ganadería de bravo con el nombre Sayalero. Es difícil compaginar una cosa con otra porque el campo es muy esclavo pero bueno tengo la gran suerte de que el mayoral es mi hermano Ángel el cual me entiende y gracias a él puedo compaginar las dos cosas. La verdad que soy feliz porque yo desde por las mañanas estoy viendo toros… trabajar en lo que te gusta es lo mejor que hay en la vida, y si encima es criando este animal tan bonito, aún mucho más. Trabajando con mi hermano aprendo mucho y espero que algún día cuando esto de los recortes acabe (porque uno cuando va teniendo una edad tiene que pensar en dejarlo aunque aún no es mi caso), pueda convertirme en un gran mayoral y seguir trabajando de esto toda la vida porque es donde más feliz soy y donde más agusto estoy.

Sí es verdad que me ha costado mucho que mi hermano entienda que yo doy la vida en los recortes. No tengo el apoyo suyo que yo quisiera pero al menos tengo el respeto porque una vez que han llegado las cornadas él junto a los demás hermanos han visto que yo quiero dedicarme a eso y estoy dispuesto a entregar mi vida. Entonces ya me respetan mucho y me dan más vía libre y la verdad que me ha costado. Aparte esto de trabajar en el campo me aporta muchísimas cosas porque en los tentaderos se aprende mucho de querencias por ejemplo, y cuando llegas a una plaza todas esas cosas se te quedan en la mente y sabes mejor lidiar al toro.

¿Qué cualidades buscas en un toro para quebrar?

La verdad que me suelo amoldar a todo tipo de toros pero si que es verdad que a mí me gusta el toro “bravo”, que te deje citarle despacio, muy importante que tenga mucha fijeza y que venga con un tranco correcto para que después del quiebro el toro no se te quede en el culo si no que el animal pase.

Tendrás algún recortador al que sigues sus pasos o sus consejos. ¿Quién y por qué?

Yo siempre intento ser yo mismo pero a la vez me fijo en todos los detalles de cada uno. Sí que es verdad que alguien a quien pido muchos consejos y me ha ayudado mucho es Jorge Lorenzo ?? (de Medina del Campo). Él me corrigió muchas cosas cuando yo empezaba y bueno ahora está dándome esos frutos. Hablo mucho de toro con él, al igual que con mi compañero Ander García, el cuál ha sido un maestro y lo sigue siendo porque le pido muchos consejos. Y en verdad mi referente en esto es Don César Palacios que para mí ha sido el mejor quebrador que ha habido y habrá en la historia de los recortes.

El semáforo es uno de los quiebros preferidos por David

Te gusta hacer todo tipo de quiebros. Cuál es con el que más disfrutas?

Disfruto en todos por igual. Me da lo mismo estar sentado en una silla que estar contra las tablas, de rodillas… Sí que es verdad que el semáforo o paso para adelante le tengo cogido el aire y es un quiebro donde me gusto mucho pero en general todos los quiebros por igual.

¿Prefieres concursos o capeas?

Me gusta concursar porque soy muy competitivo y porque ahora mismo yo personalmente no veo que haya respeto en las capeas como había antes, entonces no disfruto igual. Yo quiero estar agusto yo solo y que no haya veintemil personas alrededor molestando porque hay mucha gente que está ahí que no sabe lo que hace y molesta. Pero claro, las capeas también me gustan por la razón de que no te juegas nada, es afición y haces lo que te de la gana. Me quedo con los concursos aunque a veces haya muchas injusticias en que no te pasen a la final etc.

Tu que eres quebrador, ¿qué opinas de que en algunos concursos obliguen a realizar un recorte?

A mi me parece perfecto porque a mí también me gusta cortar porque soy de Castilla. Además en muchos concursos se debería hacer más porque cuando se busca un recortador, que tenga su variedad y que sepa hacer más de una suerte. En el tema de los saltadores (no digo todos) pero hay muchos que a mi me fastidia que un tío me gane con tres tirabuzones. No digo que sea un corte pero sí al menos dos suertes diferentes. Ahí se vería de verdad quién vale y quién no.

Lo pintan todo muy bonito pero tu has vivido la cara amarga de esta fiesta. ¿Qué sientes cuando te coge un toro?

Siento rabia. Se pasa mal debajo de las patas de un toro y que te esté pegando cornadas. La verdad que son segundos que se te hacen eternos. Pero bueno, eso está a la orden del día, lo llevo bien, se a lo que me expongo y con todas sus consecuencias sigo adelante siempre. Son gages del oficio y no tengo problemas en recibir cornadas, pues tengo ya 6. Me suelo recuperar muy bien y no me suele afectar nada psicológicamente que suele ser donde vienen los problemas. Nunca me ha pasado eso de coger miedo o perder tu sitio.

Desplante tras el quiebro

¿Qué balance haces de esta temporada pasada 2016?

Mi balance super positivo porque me he sabido anteponer a dos cogidas muy fuertes. Empecé la temporada con una cornada en Siete Iglesias donde ya la final estaba ahí con los grandes dándoles guerra y tenía el concurso prácticamente en la mano. Me cogió pero en un mes estaba ya bien. Luego me volvió a coger en Leganés que también fui a darlo todo por ser un concurso muy importante. Ahí se vieron mis ganas porque antes de que me cogiera pegué quiebros muy buenos. También me recuperé en mes y pico. Acabé la temporada haciendo tres o cuatro concursos y la exhibición de tauromaquia de Zaragoza que yo creo que es lo que todos soñamos y queremos el pisar esa plaza. Yo la he conseguido pisar por méritos propios. Gracias a esto de Zaragoza me ha cargado de pilas para empezar este año.

 

¿Qué metas te planteas para el futuro?

Sobre todo disfrutar, ir pasito a pasito. Este año empiezo más pronto que nunca. Será por algo ¿no? Será que voy haciendo las cosas bien. También es verdad que me han cogido los toros pero no por hacer bobadas si no por ponerme en los sitios donde los toros pegan cornadas y ponerme de verdad en los medios y quebrar de verdad. Entonces la meta es disfrutar. Como algo así que podría decir sería pisar las plazas más importantes. Valencia está a la vista. Yo ya he hablado con los empresarios y ha habido desacuerdos así que otro año que me quedo sin pisar esa plaza. Este año quiero pisar plazas grandes porque creo que me lo he ganado a pulso y con sangre. Muchas veces me dicen los empresarios que no me meten en los concursos porque no he ganado nada importante. Pero si no me dan nada importante ¿cómo lo voy a ganar? Creo que facultades he demostrado que tengo de sobra para estar ahí. Espero seguir disfrutando y seguir haciendo disfrutar porque a fín y al cabo es el mayor trofeo que te puedes llevar de esto.

Preguntas Express:

Una joven promesa: Luís Mateos

Un quebrador: César Palacios

Un concurso por ganar: Salamanca

Una canción: Si los hombres han llegado hasta la luna

Muchas gracias por concedernos esta entrevista para que la gente sepa algo más de tí y te deseamos una buena temporada 2017. Ojalá cumplas tus metas de estar en importantes plazas ¿Algo más que añadir?

Gracias a vosotros por el trabajo que desempeñáis por el apoyo a la fiesta de los toros y por acordaros de mí. Es un verdadero placer hablar de toros con el buen trato que he recibido de vosotros! Espero que este año venga cargado de suerte y lleguen los triunfos grandes. Sí a los toros!